jueves, 16 de abril de 2009

Nosotr@s y la calle



"En la calle, un joven ha muerto por sobredosis,
atracos..., un atentado terrorista...
Todo, todo
está en los periódicos
hasta que te atrape
a ti también...

Tú, maldito burgués,
nunca entenderás nada,
porque para ti
lo que ocurre en la calle
siempre son problemas de los demás".


La crisis económica trae de la mano el auge del fascismo paseándose por nuestras calles. Como ha ocurrido siempre, cuando la mano invisible abre la brecha entre las clases sociales y ni el aparato policial ni los garantes de la paz social (todos ellos funcionarios del Estado) cumplen ya con eficiencia su tarea de adormilar conciencias, se deja hacer a los verdaderos dóbermans que descansan a los pies del sistema, bien sujetos con su correa de la mano del amo, esperando su oportunidad para saltar sobre su presa.

Allá donde hay quien les plante cara, los disturbios y las hogueras latentes dejan escrito el poema urbano de la resistencia...

Proliferan por la red, también, las noticias que evidencian la relación entre los cuerpos policiales y la extrema derecha (agresiones policiales a inmigrantes o a jóvenes de centros sociales en Vizcaya, Guadalajara o Madrid, desde donde hoy se hace público un espeluznante vídeo en el que se grabó a la policía nacional en repetidas ocasiones pasando al lado de una casa para llamar "guarros" a quienes allí viven y allí crean, días despues de sufrir varios ataques incendiarios de los que nunca se supo)...

La calle va siendo un lugar menos habitable por el demonio de la exclusión social, condición indispensable para que el capitalismo funcione con su mano de obra barata..., con su división internacional del trabajo..., con su división de género de las labores domésticas... Y por supuesto, con su división de clase, la más importante, que hace creer a quienes llevan una vida tranquila que los problemas de la calle siempre son cosas de los demás: cosas de los "antisistema" que se enfrentan al dóberman o a los G7, G8 o G20...; cosas de los sin escuela decente o sin atención sanitaria, servicios robados por las arpías que alimentan el monstruo financiero con la condescendencia de aquel nuevo sujeto apolítico llamado "ciudadanía"; cosas de los yonkis que consumen el basuco que introdujo la mano negra del Estado en la barriada; o de los jóvenes en condiciones de pelear, que consumen las drogas que los consumen y los evaden y consiguen anular su rabia; cosas de los sin papá y sin mamá, los sin infancia; los sin techo y sin hipoteca, los sin papeles, los sin amor propio...; cosas de los emigrados de sí mismos, los alcohólicos, los deprimidos, los que lo perdieron todo, los que no valen nada en el mercado de valores...
No caen en la cuenta de que en este sistema la prosperidad era un engaño más.
Y así será siempre.
Hasta que te atrape a ti también.

6 comentarios:

liebemitsahne dijo...

Sobrecogida por lo que escribes. Como si me lo dijerás a mí. En realidad nos lo dices a todos los que te leemos, y a los que no te leen también. Oigo: despierta, despierta. No huyas de la realidad, no te escudes en el arte, no... y aún así. Solo unas líneas para agradecer el revulsivo que suponen tus palabras.
Aida

Begoña dijo...

... pues si, "la vida está en otra parte"; quizás hacernos conscientes de ello sea una pequeña esperanza de curación para los abducidos por la teleirrealedad que anula toda respuesta emocional ante casi cualquier cosa...

igor dijo...

Y estas líneas para agradecer tus sabias palabras y tus visitas, Aida... Eso sí, el arte nos sirve como escudo... y como lanza, también! ;)
Un abrazo grande...

Y gracias, Bego, por venir y dejar tu escrito... y esa bonita consigna, hoy día tan revolucionaria. Beso!

Begoña dijo...

...la consigna es el título y el hilo argumental de un libro de Kundera de hace muchos muchos años, pero yo me sigo reconociendo en ella, como un enfermo sabedor de su enfermedad...
Muac!

liebemitsahne dijo...

Te visito a menudo. Lo que escribes remueve y hace bien a partes iguales. Se acerca el uno de mayo de la crisis del kapitalismo y me acuerdo de Encarni y de ti por los Berlines. Qué ganas de volver a veros

igor dijo...

Gracias Bego y Gracias Aida de nuevo... sí, buenos recuerdos del mayo berlinés, toda una experiencia... este año nos vamos a vivir el May Day a Lisboa!! Allí no pondrán el "another brick in the wall" en la mani, pero trataremos de ponerle guinda... Nos veremos pronto, eh! Gegen Kapitalismus!!
Un abrazo fuerte...