jueves, 30 de agosto de 2007

plegaria de las letras tristes contra tu ventana

aquí estoy, maullando
en la noche callada
voy lamiendo de tu mano
los últimos pedazos
de este amor con espinas

y digo adiós en vano
pues esta despedida
es como en un epitafio
de sombras tristes
que se quedan para siempre
rondando las entrañas
de la vida

se me olvidó ser libre
y digna y yo
para sufrirnos
en las reglas del amor
y sus heridas

nos queda la aritmética
que rotos somos más

mientras un aullido sordo
golpea en las tinieblas
de esta absurda sumisión
fidelísima drogadicción
aguja y sida.

7 comentarios:

Lara dijo...

Joder...

AROA dijo...

'que rotos somos más'

(la llevaré)

aquí me colé
y digo lo mismo que lara

igor dijo...

...bienvenidas tus palabras, aroa! yo prometo visitarte con calma en tu rincón de huida... un beso!

igor dijo...

...y gracias tb a ti, lara (que no te puse nada porque a ti ya te lo digo en persona!), por tus ojos, tus tacos, tus ánimos...

Lara dijo...

¿No hay nadie aquí?

¿Un borbotón tras la esquina de los jefes malos?

¿Una renuncia escondida en el ascensor?

¿Algún poema?

igor dijo...

...si es que aquí no hay grillo que cante, lara... intentos ay, pero los versos escapan (¿y quién no?) de este muro de hormigón y cristales...

Chica de la China dijo...

Dice Fernando Birri... me acerco dos pasos... :D

Hola Igor! Leí tu comentario...bueno, tengo la manía de hablar en pasado. Acabo de leerlo y me hizo ilusión. Menos mal que parece que hay más gente a la que le gusta Sagarroi (y Joxe Ripiau)y no soy la única xD

Me encantan sus letras, son las mejores letras del mundo!Con las de Galeano y Atxaga,desde luego :P

Veo que es bastante nuevo tu blog, pero prometo pasar por aquí más a menudo. Un saludo, niño del Botxo!