viernes, 9 de enero de 2009

La nieve sobre Madrid

En invierno
me vienen siempre retazos
del pasado, nostalgia invencible de amistades perdidas
sobre versos de Manuel Rivas
que tantas noches me acompañaron...

El mundo se hace viejo
y nieva

El tiempo se cobija junto al fuego
cierra los ojos
y sueña que pasó

Se le caen los párpados al mundo.

El tiempo
va de la mano de una mujer preñada
y el mundo tiene los pies fríos.

Aúllan los corazones en la sierra

y en los labios se posan falispas heridas.

6 comentarios:

ada dijo...

uf...qué bueno...

me encanta eso de que al mundo se le caen los párpados...

muy bueno, Igor. Muy bueno.

Bxuss

igor dijo...

Ya me gustaría haber escrito cosas tan bonitas como ésa... es un collage del genial "O Rivas"...

bexitus y gracias por tus palabras, Ada!

Lara dijo...

he leído este poema ya varias veces
y siempre es hermoso

igor dijo...

son unos versos muy bonitos... se me quedaron en la cabeza hace tanto tiempo que al final echaron raíz y ahí prendieron hasta hoy... un collage de "relectura automática" para cada nevada... beso!

Bego dijo...

... me gustan y me alegran mucho los homenajes que le haces a Rivas... me hacen recordar las primeras cerezas del verano...

igor dijo...

Gracias, Bego, por pasarte por esta casa y firmar el "libro de visitas"... Ya sabes, para mí las letras de Rivas son letras sagradas :)